Archive for Ferran: Mi experiencia.

Mi primer día de cole.

¡Hola a tod@s!

Hoy quería hablaros sobre un día muy importante tanto para mi hermano pequeño, como para nosotros, su familia.

Resulta que el viernes pasado día 1, empezó a ir a una Escuela Infantil que realiza escuela de verano durante los meses de junio y julio. Él ya tiene 3 años, y en septiembre va a empezar a ir al colegio pero nunca había ido a una guardería o escuela infantil hasta entonces. Por eso, para que la incorporación fuera más llevadera en septiembre, se pensó llevarlo durante este mes de junio (y quizás también julio) a la Escuela de verano, con un horario de 9 a 12.

Antes de la incorporación, mi hermano ya había ido con su mami un par de veces y había estado en los columpios del centro,visitando las instalaciones…Toda la semana anterior a la incorporación, han estado también en casa hablando del cole, preparando la mochila juntos.etc.

Todo esto es muy importante, puesto que el niño se enfrenta a un ambiente totalmente diferente a lo que está habituado. Él está acostumbrado a estar con los papás o abuelos, y no a estar en compañía de otros niños con los que tiene que compartir los juguetes y seguir unas normas, que pueden ser contrarias a sus deseos.

Además, el hecho de ya haber visitado el centro con la mami antes, ha hecho que para él sea un lugar conocido y no lo relaciona con que sea un lugar donde los papis lo dejan allí toda la mañana, si no un sitio donde sus papás también ha estado y el cual ya le resulta familiar.

El período de adaptación del cuál oímos tanto hablar, puede ser un momento traumático para el niño por la separación de los padres y el encontrarse en un territorio desconocido para él y que no domina. Por ello, es muy positivo que los padres preparen al niño para este momento, como digo visitando el centro, preparando juntos la “mochila”, hablando de los amiguitos, comparándolo con otros personajes de dibujos que también van al cole…

También es importante tener en cuenta, que cada niño es un mundo y cada uno necesita un período de adaptación más o menos largo, y que llore el primer día no quiere decir que vaya a afectar a este niño en su escolarización. La idea es, complementar desde casa el período de adaptación que ya hacen los profesores en el colegio, con el fin  de que el niño pueda llevar a cabo el aprendizaje en un ambiente de seguridad y cariño.

El viernes, cuando su mami lo llevó al cole, el cogió de la mano a su seño y entró diciendo: “Mami nos vemos luego, después del cole”. Sin una lágrima, y sin volver la vista atrás 🙂

 

Ese autobús ¿a dónde va?

Durante los tres años de carrera de Magisterio Infantil, hemos oído mil y una veces que tenemos que partir de la realidad del niño, de lo cercano, de lo que vivencia día a día. Pues hoy es cuento una experiencia que creo que deja muy claro como los niños interiorizan aquellos aprendizajes que están más próximos a su realidad cotidiana, aquellos que pueden ver o manipular en su día a día.

Mi hermano, todavía no ha empezado el colegio y tampoco ha asistido a guardería en estos primeros años de vida. Pero aún así, con sus dos años y nueve meses, es capaz de reconocer todas las letras del alfabeto (en mayúsculas) y los números.

Resulta que mi hermano vive en la ciudad de Elche, donde cada autobús que presenta un recorrido distinto tiene asignado una letra. Un día, subió con su madre al autobús y ella le dijo este autobús es la letra “x” y va a “tal sitio”. Y desde ese momento, todos los días que va a pasear por la calle, pregunta por la letra que lleva ese autobús y el destino que tiene. Al principio, él mismo preguntaba por estos dos aspectos, pero ahora mismo es capaz de reconocer la letra que tiene ese autobús e incluso, de decirte a dónde van algunas de esas “letras”. De hecho luego en casa, juega con las letras que tiene (de esas que van en una alfombra de fieltro) diciendo a donde va cada letra.

Así, jugando con las letras y movido por su curiosidad, el peque es capaz de decirte “Es ese la E y va al hospital” y de reconocer las letras mayúsculas si se las escribes en un papel.

De hecho, el otro día bajamos a Alicante a dar una vuelta y se quedó fascinado al ver que en vez de letras, los autobuses tienen números, y nos fue preguntando tooodo el camino por cada autobús, jeje.

Bueno, aquí os dejo esta curiosa experiencia, donde queda demostrado que lo que nos llama la atención, nos motiva y nos divierte, lo aprendemos e interiorizamos de mejor forma.

Un besete!

 

Ferran: Mi experiencia.

Hoooola a todos!

Hoy inauguro una nueva sección en mi blog que creo que puede ser bastante interesante y os voy a contar de que se trata.

Resulta que yo tengo un hermano pequeño que tiene ahora mismo dos años y nueve meses, y observando su evolución integral desde que nació he podido ver todos los avances que va consiguiendo y como lo va haciendo en su desarrollo personal.

He pensado que podría ser interesante analizar esos avances que va teniendo y compartirlos con vosotros, ya que muchas cosas que aprendimos durante la carrera las estoy vivenciando con él en este momento. Como aprende vocabulario, rutinas, comportamientos y como realiza algunas acciones que deja a los demás sin palabras.

Bueno, a él lo habréis visto en alguna foto del blog (más bien a sus manitas) donde he hablado de la utilización de alguna aplicación para el Ipad, donde ya hice una pequeña reflexión sobre cómo había visto en primera persona como esta pequeña personita utilizaba algo tan complejo como el Ipad así que puede que esta sección sirva para observar más de cerca a las generaciones más jóvenes que están o podrían estar en nuestra aula.

Esto no tiene nada que ver con el blog, pero me hace ilusión contároslo! Resulta que este lunes que viene empiezo a trabajar en la “Escola matinera” de uno de los mejores colegios públicos de Alicante (en mi opinión). Esta actividad engloba el horario de 7:30 a 9:00, justo antes de empezar la jornada escolar.  Junto con dos personas más, vamos a dedicarnos a realizar diversas actividades, juegos y talleres con los niños que asistan a ese horario extra.

¡Ya os iré contando qué tal! Porque estoy feliz, feliz de volver a estar rodeada de niños:)