Mi paso por el Festitíteres 1/2

¡Hola a todos!

¿Qué tal estáis pasando este día de fiesta?

Yo he aprovechado la mañana para estudiar un poquito (que la semana que viene tengo un examen) y para ir a una de las obras ofrecidas por el Festival Internacional de Títeres que os hablé el otro día.

Mi idea era ir, reflex en mano, a ver una que hacían a la 13:00h llamada «Rutinas», pero cuando he querido coger el autobús, resulta que hoy en Alicante se ha celebrado la procesión de San Nicolás y han cortado algunas calles. En conclusión, he llegado a la 13:20h al lugar donde se iba a llevar a cabo la obra, sin ninguna esperanza ya de ver nada.

Pero, no sé si es que se han retrasado hoy o han cambiado el horario, que a la 13:30 aproximadamente ha empezado una obra francesa (que en la programación ponía que comenzaba a las 12) llamada «Salto de amor» y me he quedado a verla.

Al solecito y rodeado de césped verde, se ha dado lugar la representación de esta obra que a mí personalmente me ha dejado boquiabierta y me ha hecho reir varias veces.

Ésta contaba una historia sin palabras, de un pequeño muñeco de dibujos animados que se enamora de una preciosa mariposa. Pero a por mucho que él intentara seducirla, ella ya tenía su corazón guardado para alguien…¡para la luna!.

Una historia llena de humor y sobre todo, potenciadora de la creatividad ya que al no utilizar palabras, el público debía interpretar los sonidos del pequeño animado así como los dibujos que se iban utilizando. Además, he podido contemplar la magia de las marionetas de hilo, como una marioneta de un personaje (el personaje que daba pie a la historia) podía mover su mano y utilizarla para mover objetos, saludar, etc.

Al terminar, el chico que se encargaba de mover a los tres personajes de la obra, nos ha enseñado más de cerca cada uno de los personajes y como los mueve y hace con ellos lo que quiere.

A pesar de haber quedado muy satisfecha con la representación, si que tengo que decir que cómo lo han hecho en una especie de anfiteatro, y las marionetas protagonistas no eran muy grandes, no permitía apreciar todos los detalles del personaje.

Bueno, el viernes voy a otra de estas obras llamada «The Hause» de Dinamarca ya os contaré que tal me ha parecido.

Por cierto, cuando volvía hacia mi casa, he pasado por la plaza del ayuntamiento y resulta que había unos puestos navideños donde vendían productos navideños (turrón, peladillas, etc.), juguetes de madera, complementos, etc. Y lo que más sorprendida me ha dejado es que en medio de la plaza han colocado una gran pista de hielo para patinar. Algo así no puede verse muy a menudo en una ciudad como la mía, así que aprovecharlo!

Se acerca la Navidad…

¡Qué tengáis un buen día!

3 comments

  1. Jenny dice:

    Que bonita la plaza del Ayuntamiento Bea 😉 Tendré que ir!!! En Barcelona dice mi hermano que también hay una.

    • Bea dice:

      si?
      La verdad es que me resultó chocante con el solecillo que hacía ayer, que hubiese una pista de hielo al aire libre y que hayan puesto el árbol de navidad en medio al más puro estilo americano jeje. Pero está bonito si señor!

Deja un comentario